lunes, 14 de octubre de 2013

Tutorial: Cómo fotografiar gotas de agua

Hola locos de los pixeles!!!

Hoy me siento preparado para enseñaros paso a paso cómo hacer fotos a gotas de agua. Estoy seguro de que miles de veces visteis por la red esas estupendas fotos de vistosas gotas de agua salpicando de diversas formas y os preguntasteis ¿cómo demonios harán eso? pues hoy, vamos a ver cómo se hace.

Lo primero que vamos a ver es el material que necesitamos:
    • Cámara réflex (con posibilidad de modo manual pero se entiende que todas lo traen).
    • Trípode, como siempre, cuanto más robusto y estable mejor.
    • Flash esclavo (si no lo tenéis, no importa, no dejéis de intentarlo con el flash integrado de la cámara).
    • Disparador remoto para la cámara.
    • Trigger o disparadores remotos del flash (vamos a disparar el flash fuera de la cámara).
    • Una cartulina o papel blanco para rebotar la luz del flash.
    • Un barreño/cubo/cualquier cosa medianamente honda que podamos llenar de agua.
    • Un bolígrafo.
    • Una botella de agua.
Flash y disparadores remotos

Disparador para la cámara 

Detalle botella colgada

Necesitaremos un poco de ayuda para enfocar


Ahora vamos a ver cómo montamos todo el "set" para comenzar a hacer nuestras fotos.

Lo primero y más recomendable, es colocarnos en un sitio espacioso para trabajar cómodos.
Montamos la cámara en el trípode con el trigger conectado y el disparador remoto.Una vez tengamos esto preparado, vamos a llenar de agua el barreño casi hasta el borde, pero sin pasarse, ya que después iremos añadiendo agua gota a gota.

 Colocamos el flash con el trigger en un lado del barreño y justo en el lado opuesto, colocaremos la cartulina blanca, el folio o lo que usemos para reflejar la luz.

Ahora entra en juego la botella. Hacemos un pequeño agujero en el tapón por el que caerán las gotas. La tenemos que colocar de tal forma que caigan en el mismo sitio, por lo cual, la tenemos que colgar de algún sitio. Yo lo suelo colgar de otro trípode que tengo, pero si no tenéis dos, tendréis que ver de qué disponéis para colgarla. Podéis utilizar otra cosa que no sea una botella, siempre y cuando las gotas sean constantes y caigan siempre en el mismo sitio.

Ahora que ya tenemos localizado el punto justo donde caen las gotas, vamos a enfocar. Enfocar al agua es algo complicado y por eso vamos a usar una pequeña artimaña. Con un bolígrafo, o con lo que pillemos mientras sea lo suficientemente largo y no muy grande, lo colocamos en el punto justo donde caen las gotas y una vez colocado, vamos a encuadrar y enfocar nuestra toma (ojo, ¡¡a mano!! nada de enfoque automático). Una vez enfocado, retiramos el objeto.

Ya tenemos la cámara, el flash y las gotas cayendo a intervalos (normalmente caen siempre con el mismo intervalo de tiempo) ¿qué nos falta? los parámetros a configurar en la cámara. Depende un poco del objetivo que utilicemos, la distancia focal, el diafragma y el ISO (si aún no consigues entender todo esto, puedes pasarte por El Triángulo de las Bermudas donde explico estos conceptos).

En este caso, los parámetros que utilicé fueron:

ISO 125
f/8
Distancia focal 135mm
Velocidad de obturación de 1/160
Flash filtrado a 1/2 de potencia

Y ahora los resultados...












Espero que con este pequeño tutorial, deis rienda suelta a vuestra imaginación y probéis a ponerlo en practica.

Recordaros que si aún no estáis suscritos al blog, podéis hacerlo pinchando por ahí arriba, 
¡¡¡que es gratis!!!
Y también recordaros que ya somos 280 en Twitter donde podéis seguir el día a día.


¡¡Un saludo y nos vemos la semana que viene con más!!

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada